Por qué no debemos aceptar la obesidad


El contraste entre la calle y la pasarela es cada vez mayor. Las tallas de la gente corriente crecen para adaptarse a cuerpos más anchos, mientras los atuendos de las modelos son cada vez más estrechos.

En 2004, Dove lanza su famosa campaña para denunciar esta situación. Propone ampliar los estrechos cánones de belleza y romper con la tiranía de esta delgadez extrema. Defiende a una mujer real, cuyo atractivo no se deteriora por unos kilos de más. La belleza viene en múltiples formas y tamaños.

¿Funcionó? Como estrategia de marketing, desde luego. Sus ventas se dispararon y sus videos se viralizaron.

Pero un artículo de investigación reciente, titulado “El (irónico) efecto Dove“, cuestiona su aporte a la sociedad. Tras analizar varios estudios, los autores sugieren que “si los cuerpos grandes se consideran más aceptables socialmente, la gente demuestra menos motivación para adoptar hábitos saludables y consume mayores porciones de alimentos perjudiciales“.

Fuente: Fitness Revolucionario

Todo lo que necesitas en frutas y verduras

Ofrecemos una amplia variedad de productos divididos en cinco familias: Hortalizas, Hoja, Melón y Sandía, Fruta y Snacks.

Nuestro catálogo para iPhone y Android
Apple-Store Google-Play